viernes, julio 14, 2017

Los pollos de mi cazuela. Nicolás Águila sobre el arroz con pollo en la Cuba antes de que los tiranos Castro y sus cómplices destruyeran a Cuba y a la familia cubana

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

 fragmento tomado de http://hablandocubano.blogspot.com/

Don Fernando Ortiz describió este guiso como de posible pero no probado origen africano. La forma de prepararlo y el nombre que le damos en Cuba pueden variar de una región a otra del país. Sobre esto, don Fernando Ortiz escribió que:

"Congrí es un vocablo venido de Haití; donde a los frijoles colorados se les dice congó; y al arroz riz, como en francés. Congrí; viene de la voz creole que significa «congos con arroz»".

Pero resulta curioso que el congrí no equivale al plato llamado “Moros y Cristianos”, para nosotros los orientales todo arroz mezclado con frijoles es congrí, sin embargo en otras provincias de Cuba sobre todo las del occidente diferencian el Congrí hecho típicamente con frijoles colorados de los moros y cristianos hecho con frijoles negros.

Al congrí suelen echársele algunos trocitos de carne de puerco o tocino o chicharrones, pero sin exagerar pues no es lo común en el plato cotidiano cubano.


 *************************
Los pollos de mi cazuela


 ARROZ CON POLLO

 Por Nicolás Águila
14 de julio de 2017

Qué rico el arroz con pollo en la Cuba de mi infancia. Era el plato estrella en el almuerzo del domingo. Nuestra paellita criolla, cocinada sobre lo seco o bien a la chorrera, rociándola generosamente con cerveza. Se le añadían guisantes, que llamábamos petit pois, además de las especias propias de la cocina cubana y, desde luego, bijol o azafrán a modo de colorante amarillo. Solía adornarse con tiras de pimiento rojo y quedaba como para chuparse los dedos.

No dudo que cada zona del país, o incluso cada familia, tuviera su receta propia. Pero, obviando las variantes locales o familiares, el arroz con pollo era uno y el mismo en todo el territorio nacional. Y lo siguió siendo después del desastre, a pesar de la despensa y el refrigerador eternamente vacíos. Lo mismo cabe afirmar del fricasé, cuya receta se simplificó a tal punto que ya no era aquello que cantaban las niñas cubanas de antes: "Se le echa ajo y cebolla, una hojita de laurel...". Hasta Nitza Villapol modificó su recetario criollo, adaptándolo a los tiempos de penurias y escasez crónica. "Y entonces le echas lo que tengas", concluía imperturbable la cocinera estelar de la televisión, tan adaptable ella.

(Moros y cristianos, bistec o pollo empanizados, tamal, agucate, plátanos maduros fritos, etc,)

Atrás habían quedado los pollos de mi cazuela estilo años 50. Aquellos sí eran pollos. Pollos con sabor a pollo, criados libres y sanos en el campo y hasta en el patio de mi casa, que era orgánico y natural. Eran pollos felices, bien alimentados con un maíz de segunda, llamado rollón, que se vendía exclusivamente para la alimentación de la cría. Aquellos sí eran pollos. No como los de granja, tan insulsos que no te saben a nada si no le pones un cubito de Avecrem (o la marca que sea). Pero, en compensación, debe destacarse que, con las granjas avícolas de las últimas décadas, la carne de ave se ha abaratado mundialmente, convirtiéndose en un producto mucho más asequible y popular.

(Picadillo,. congrís , aguacate, tamal y plátanos maduros fritos)

Antaño el pollo era un alimento caro comparado con la carne de res, por lo que no estaba al alcance de las familias más desfavorecidas. El bistec y la carne de segunda o falda, en cambio, eran relativamente baratos, de ahí que se pusieran en la mesa más a menudo. Una libra de picadillo valía 20 ¢, lo mismo que costaba una cerveza o una cajetilla de cigarros (téngase en cuenta que en ocasiones los que más fumaban y bebían solían ser los más pobres entre los pobres). Pero, en último caso, te llegabas a la carnicería y le pedías al carnicero que te pusiera 10 centavos de hueso bien envueltico en carne, y te daba para una buena sopa más una ropa vieja deliciosa. Qué cuento van a hacerme. Con una economía doméstica racional y una buena administración, un ama de casa hacía maravillas con una peseta y hasta con un real.
*********
Arroz con pollo a la cubana



Arroz Con Pollo Cubano



Arroz con Pollo y Cerveza - Como hacer arroz con pollo y cerveza



***************

Nota del Bloguista  de Baracutey Cubano

En el pequeño libro El imperialismo norteamericano en la economía cubana del economista e historiador Oscar Pino Santos, dicho libro fue escrito en 1957 y criticaba analíticamente la economía cubana de ese entonces, en el capítulo La deformación y el atraso económico de Cuba y en el subtítulo, quizás irónico, País agrícola ... importador de alimentos (porque Cuba entonces compraba el 25% de sus alimentos; hoy compra más del 80% de sus alimentos) planteó:

“ Los bajos rendimientos, los limitados niveles de producción y la escasa diversificación, explican la paradoja de que Cuba, país agrícola sea un gran importador de productos de origen propiamente agrícola. Véase el Cuadro No. 20.”

El mencionado Cuadro No. 20 muestra el consumo doméstico, producción nacional e importaciones de los principales productos alimenticios en el período 1954-1956 donde se observa que la cantidad y el valor ( en porcientos) del consumo doméstico de producción nacional fueron el 81% y el 71% respectivamente, mientras que la cantidad y el valor del consumo doméstico de importación fueron 19% y 29% respectivamente. En ese cuadro, cuya relación de alimentos bien serviría como ejemplo objetivo de cual era la canasta básica del cubano promedio de aquellos tiempos, muestra datos interesantísimos como el hecho de que el 98% de la cantidad y el 92% del valor de los productos lácteos consumidos por la población cubana era de producción nacional.

Pino Santos, quien laboró en el Consejo de Estado cubano hasta su muerte, nunca criticó públicamente la caótica economía de la Cuba revolucionaria...

A  continuación el Cuadro 20 y otros más del antes mencionado libro.






1 Comments:

At 8:34 p. m., Blogger Angel Riguero said...


Si, el delicioso arroz con pollo ( a la Chorrera ??) desaparecio en cuba para el pueblo, ya que ni pollo, ni arroz, ni condimentos, ni carbon, ni gas, ni electricidad y ni agua para
lavar las cazuelas y platos......y ni siquiera para asearse.......pero las mesas de los mayimbes dictadores y su ralea si disfrutan de almuerzos y cenas opiperas, incluyendo los mejores vinos del extranjero.....en cuanto a la falta de agua no creo que afecto a "bola
de churre" pues la ducha nunca fue parte de su tragedia socialista.....observen las fotos de toda la pandilla Castrista y fijense que no se ve ningun parasito delgado, al contrario
todos estan en exceso de peso...por la buena "butua" que ingieren a costa del hambreado
pueblo esclavo de Cuba.,,,,y esa "gordura aplica enormemente a las cuentas bancarias de estos gangsteriles usurpadores del patrimonio Ncional.....estaba bien claro desde el principio de la gran tracion, cuando decia 'Patria o Muerte"......y se sabe perfectamente
para quien la Patria y para quien la Muerte.

 

Publicar un comentario

<< Home